Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha admitido en el Senado que si el Brexit no llega a un acuerdo con la Unión Europea afectará al sector pesquero español. Si la flota no puede continuar faenando en los caladeros británicos se deberán poner en marcha medidas de contingencia.

 

Las especies más afectadas serán la merluza, el rape y el gallo en el caso de España, siendo la más afectada la merluza. La idea es llegar a un acuerdo de reciprocidad entre el acceso a las aguas inglesas y los productos británicos y el mercado europeo.

 

Noventa y dos barcos con bandera española tienen acceso ahora a esta zona, a los que hay que sumar veintitrés con licencia de pesca en Maldivas. El objetivo es mantener el acceso a los recursos pesqueros en las mismas condiciones que las actuales. En caso de haberlo, se contará con un período de transición hasta 2020.