Debido a la alta población de jabalíes, Manuel Calvo, director general de Recursos Naturales del Principado, ha pedido a todas aquellas personas que tengan licencia de caza en Asturias que consigan el mayor número de piezas posibles dentro de las que están permitidas por cada partida. En los cotos regionales se permite un número de seis adultos y en las reservas cinco. De este modo la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales controla la población de los jabalíes.

 

Los cazadores de Asturias abaten un promedio de 1,5 a 2,2 piezas en cada cacería. El motivo por el que se solicita a las personas con licencia de caza en Asturias que incrementen el número de piezas es que la población jabalí crece anualmente entre el 25 y el 30%. Si los cazadores con licencia de caza en Asturias llegasen al cupo permitido la población bajaría al 7%. De no ser así la especie duplicaría aproximadamente su número anualmente.

 

El motivo por el que se pretende controlar la población de jabalíes es evitar los daños en praderas y cultivos que pueden ocasionar en el medio rural, y los problemas que puedan causar en cuestión de seguridad vial y riesgo para personas en el medio urbano.