El arruí fue importado del Atlas marroquí a España hace más de cuarenta años. Ahora, los propietarios de Sierra Espuña, en Murcia, a través de sus representantes piden su erradicación. Aducen que competirán con la cabra montesa por los territorios y que producen daños en la flora del lugar. De ese modo, las personas que cuentan con licencia de caza posiblemente ya no podrán cazar esta especie si se ejecuta la Sentencia del Tribunal Supremo de marzo de 2016 declarando al arruí especie exótica e invasora.

Como saben las personas con licencia de caza, en la Reserva de caza Mayor de Espuña se cazaba el arruí, algo que dejará de ocurrir si las más de cinco mil firmas recogidas hasta la fecha por Juan Manuel Rodríguez solicitando al congreso que modifique la ley no surten efecto.

Para muchas personas con licencia de caza la erradicación del arruí es una equivocación. Juan Manuel Rodríguez señala en su petición que “Se están cometiendo atrocidades en las cabañas de arruís, en nuestros pantanos. No podemos ver como chivos yacen junto a sus madres en las serranías.Las leyes deben proteger nuestra biodiversidad, nuestra economía y nuestras gentes, no atacar directamente a nuestra cultura, economías rurales, tradiciones y biodiversidad”.