Al margen de las opiniones a favor y en contra de la caza, presumiblemente una persona que tiene una licencia de caza es amante de la naturaleza y de los animales. Varios son los motivos por los que existe la caza, uno de ellos es preservar el equilibrio.

 

Y, como amantes de la naturaleza y de los animales, la persona que decide obtener una licencia de caza sabe que los perros son un compañero fiel e importante para su actividad. No cuidarlos y no darles las atenciones que necesitan deja muy claro el tipo de persona que se es, incluso despierta dudas sobre si esa persona debería tener un material de caza. Los perros de caza, independientemente de si son utilizados para esta actividad como si no lo son, necesitan cuidados especiales, además de cariño y respeto como todos los animales.

 

Si ya tienes, o piensas tener una licencia de caza, has de tener en cuenta el tipo de perro que vas a necesitar y qué tipos de cuidados le vas a dar. Si no puedes ocuparte de él el abandono y el maltrato animal es una gran bajeza. Busca a alguien que pueda ocuparse, se pueden hacer muchos tratos, como utilizar el perro para la caza y ocuparse de su manutención mientras otra persona, de confianza, le da alojamiento y cuidados. Pasados los años, e incluso cuando el perro es joven, si no sirve para la caza se ha de tener en cuenta que todos nos haremos mayores y que un día ya no serviremos para lo que se esperaba de nosotros; no por ello se puede abandonar, maltratar o asesinar a un animal.