¿Puede un robot hacer que desaparezca la magia de la pesca? Quienes tienen licencia de pesca saben que pescar es un arte. Pero además de ser un arte, si la pesca es por afición se convierte en momentos de relajación, de meditación, de compañerismo, de descubrir el mar y algunos de sus secretos, sus movimientos. En definitiva, el arte de la pesca es el descubrimiento de la Naturaleza por parte del hombre y de sí mismo.

Sin embargo, una empresa norteamericana pretende lanzar un dron submarino que puede sumergirse hasta 30 metros de profundidad, captar vídeos de alta calidad y emitirlo al teléfono móvil. Para aquellas personas que disponen de licencia de pesca como afición puede romper el encanto del momento o hacerlo más emocionante.

Para aquéllos que utilizan su licencia de pesca como modo de subsistencia el nuevo robot, que estará a la venta antes del mes de junio, les haría su trabajo más fácil ya que permite saber dónde están los bancos de peces y emite una luz para atraerlos. También cuenta con unas gafas de realidad virtual para experimentar lo que ocurre bajo las aguas.