Como ocurre con el arruí, también se pretende erradicar de nuestras aguas la trucha arcoíris y la carpa. Del mismo modo, ambas son consideradas especies exóticas e invasoras que perjudican el medio ambiente. También, de la misma forma, muchas personas que poseen licencia de pesca se han puesto en contra de tal decisión.

Se considera que la trucha arcoíris compite por el territorio con la trucha común. Las personas con licencia de pesca deberán estar atentas a lo que dicte la ley sobre la modalidad de pesca sobre esta especie. También las personas con licencia de pesca deberán considerar la posible erradicación de la carpa. Estas medidas pueden afectar económicamente a miles de personas.