El día 12 de octubre empezó la temporada de caza menor en las islas Baleares. Por ese motivo el GOB, Grupo de Ornitología Balear, ha pedido al Consell de Mallorca que actualice la normativa reguladora de la práctica de la caza, solicitando que elimine los terrenos libres de caza y que se implante el examen al cazador.

 

De este modo, se pretende que todos aquellos que tengan licencia de caza en Baleares respeten a la naturaleza y a las personas que viven en las islas ya que es necesario tener en cuenta que existen miles de propietarios que viven dentro de cotos. Quienes tienen licencia de caza en Baleares saben, como explica el GOB, que “En estos terrenos cazan aquellos que no pueden permitirse alquilar un coto de caza o los que no pertenecen a ninguna sociedad local de cazadores”, por lo que insta a estas personas a inscribirse en alguna asociación de caza o que se organicen entre ellos para reclamar nuevos cotos de caza.

 

También solicitan al Consell de Mallorca que suprima el Plan Marco, que permite la caza en terrenos libres. Los cazadores de la isla de Palma que poseen licencia de caza en Baleares deben tener en cuenta que el Ayuntamiento de Palma ha decidido no adherirse al Plan Marco.