Los vecinos de Cáceres que disponen de licencia de caza en Extremadura pueden haber sido víctimas de esta organización, así como los vecinos de Murcia, Toledo y León. Concretamente, se han intervenido 19 perros de la raza galgo, algunos de ellos procedentes de dichas localidades.

En la operación la Guardia Civil ha detenido a tres hombres, vecinos de Cáceres, de 28, 27 y 33 años, acusados de tres delitos de robo con fuerza, dos de hurto y uno de pertenencia a banda criminal. En la misma operación se han intervenido los 19 galgos. Las detenciones se han llevado a cabo tras realizar registros en dos parcelas situadas en los términos municipales de Casar de Cáceres y de Sierra de Fuentes, ambos pertenecientes a la provincia de Cáceres. Durante el mismo, además de los perros, algunos de ellos posiblemente pertenecientes a cazadores con licencia de caza en Extremadura o que pudiesen estar interesados en su compra sin ser conscientes de su procedencia, se encontraron otros objetos reveladores de delitos.

La Guardia Civil cree que se trata de una organización a nivel nacional pues uno de los perros hallados procedía de Murcia y fue campeón provincial de morfología el año 2016. Los tres detenidos han quedado en libertad con cargos y los galgos se encuentran en la perrera de Cáceres a la espera de ser entregados a sus propietarios. Se trata de un acto que, sin duda, ofende al espíritu cazador de las personas que tienen licencia de caza en Extremadura, en cualquier lugar de España y a todas aquellas que saben cómo puede sufrir un perro al ser separado del lugar y las personas en las que encuentra su seguridad.