Existen unas normas de seguridad para las personas que tienen licencia de caza y deben ser respetadas por su bien y por el de los demás.

 

Cuando no se está cazando

 

  • Aunque se tenga licencia de caza y se porte material de caza descargado, no se debe permanecer en lugares públicos con ellas montadas y desenfundadas. Así mismo, no se dejarán en el  interior de vehículos en los que no esté presente el cazador, aunque estos estén cerrados.

 

  • Cuando se guarda material de caza deben estar descargadas, engrasadas y en un lugar seco. Las rayadas deben estar, obligatoriamente, en un armero homologado.

 

  • Se ha de prestar atención al mantenimiento del material de caza para que no tengan roturas, desgastes o desajustes. Las piezas no deben tener juego. Si está oxidada es muy probable que provoque un accidente. El material de caza se ha de limpiar después de cada jornada de caza y dos veces durante la temporada se ha de pasar la baqueta con el alambre espiral.

 

Cuando se está cazando

 

  • Al obtener una licencia de caza se debe recordar que el material de cazasiempre debe ir dirigida hacia el cielo o el suelo, se esté solo o en compañía de otras personas o perros. Deben llevar siempre el seguro puesto y el dedo no debe permanecer en el gatillo. Los proyectiles han de sacarse antes de pasar por cualquier obstáculo. Siempre debe utilizarse la munición adecuada para cada tipo de caza. La munición no ha de permanecer al sol.

 

  • La boca del cañón no ha de apoyarse en el suelo y se debe estar seguro de que no se ha introducido en ella ningún objeto.

 

  • Antes de disparar es preciso tener a la vista la pieza y asegurarse de que en el trayecto del proyectil no se cruzarán personas, animales u obstáculos. No se debe disparar contra matorrales ni obsesionarse con una pieza.

 

  • El material de caza debe estar guardado cuando se termina la cacería y al entrar o salir de los puestos. Durante la caza siempre se ha de calcular la distancia con los otros cazadores, los perros y  tener en cuenta la potencia del proyectil y la posibilidad de rebote.