Técnicos del Servicio de Actividades Pesqueras de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación y 15 mariscadores de Santander han sembrado 350.000 unidades de almeja fina en las zonas de Pedraña, conocida como “La Barquería” y en Pontejos. Para quienes dispongan de licencia de pesca en Cantabria que les permita mariscar esta es una buena noticia.

 

Esta medida forma parte del Plan de Recuperación de los bancos de almeja, puesto en marcha en 2015. La repoblación de las almejas permitirá a aquellos mariscadores que tengan licencia de pesca en Cantabria sacar un mayor rendimiento ya que hace un año se sembró en la bahía la almeja japonesa. Ambas especies pueden convivir.

 

Sin embargo, todas aquellas personas que dispongan de licencia de pesca en Cantabria y que puedan mariscar deben tener en cuenta que la repoblación de almejas requiere la veda en las zonas sembradas. De este modo, las zonas permanecerán cerradas al marisqueo y a la extracción de cebo hasta que quede verificado, tras los estudios técnicos, que la repoblación está teniendo éxito. Durante los próximos meses la Consejería pretende sembrar unidades de almeja fina distribuidas por los distintos estuarios de la región. El número final de ejemplares será de un millón.