Las personas que disponen de licencia de caza deben tener en cuenta el rifle y el calibre de la munición, necesaria y permitida, para cada modalidad de caza y tipo de animal. Así, para la caza mayor se utilizarán rifles semiautomáticos, de cerrojo, monotiro o express. El calibre mínimo autorizado para rifle de caza en España es el .222 Remington.

En la montería destinada a la caza de jabalí u otras especies como los ciervos, gamos u otros las personas que dispongan de licencia de caza pueden optar entre los calibres .30-06 Springfield, .300 Winchester Magnum o.338 Winchester Magnum, entre otros. Las personas que dispongan de licencia de caza y prefieran las batidas pueden optar entre varios calibres, algunos de ellos son el .375 Holland&Holland, el 9,3×62 o el 9,3×74. La munición para cazar se compra en las armerías o en establecimientos especializados que puedan aconsejar sobre el tipo de munición necesaria para cada actividad de caza.